LlámanosPide Cita

Ansiedad y falta de apetito, ¿cómo se relacionan ambas?

falta de concentración ansiead y depresión
Falta de concentración por ansiedad | Psicología Nafría
mayo 27, 2021
temblores por ansiedad que son
Temblores por ansiedad, ¿cómo gestionarlo?
julio 2, 2021
Mostrar todo
pérdida-de-apetito-por-ansiedad-(1)
Tiempo de lectura: 4 minutos

Llega la hora de la comida y sientes que tienes un nudo en la garganta, incluso náuseas. No eres capaz de terminar el plato, incluso cuando se trata de tu comida favorita. Te duele el estómago con frecuencia, pero no sabes qué puede estar causándolo. ¿Sabes que la ansiedad y la falta de apetito pueden estar relacionadas?

En el artículo de hoy veremos cómo se relacionan la ansiedad y la falta de apetito y qué medidas puedes tomar para recuperar las ganas de comer.

¿Qué puede causar la falta de apetito?

 La pérdida del hambre puede significar muchas cosas y puede verse causada por diversos factores. Es cierto que la ansiedad y la falta de apetito están muy relacionadas, pero también debes pensar por qué otras razones puede estar ocurriendo esto.

Cuando sentimos ansiedad, se pueden desencadenar dos reacciones distintas: podemos no parar de comer o perder por completo las ganas de hacerlo. Es normal sentir ansiedad y falta de apetito si estamos pasando por un duelo al haber perdido un ser querido (ya sea una ruptura de pareja o un fallecimiento).

5 Ejercicios para superar el duelo

También es normal que en situaciones de alto estrés (época de exámenes, temporadas duras de trabajo, al comenzar un nuevo proyecto) se nos cierre el estómago y perdamos las ganas de comer.

  ¿Cuáles son los síntomas de la ansiedad?

Sin embargo, que sea normal no quiere decir que no debamos implementar medidas para solucionarlo o que debamos buscar formas de recuperar el hambre.

Ante todo, es muy importante que si la ansiedad y la falta de apetito aumentan contactes con tu médico de cabecera y con un psicólogo experto. Alimentarnos correctamente es esencial para combatir los trastornos como la ansiedad y además nos proporciona el combustible ideal para enfrentarnos a nuestro día a día.

A continuación te presento algunas pautas que te ayudarán a recuperar poco a poco el apetito y a aliviar la ansiedad.

Cómo afrontar la falta de apetito por ansiedad

Comienza a comer sano (aunque cueste)

Como he mencionado anteriormente, una alimentación equilibrada es la clave para recuperar el apetito y calmar la ansiedad. Si no tienes la costumbre de llevar una dieta sana rica en verduras, carbohidratos, proteínas y grasas saludables, reintroduce poco a poco en tus platos más cómodos comidas que no te gusten tanto.

falta-de-apetito-por-nervios-(1)

Por ejemplo, a una ensalada puedes añadirle queso y fresa para hacerla más atractiva. También puedes mezclar una naranja con chocolate fundido o hacer salsas con una gran cantidad de verduras e incorporarlas sobre un filete de pollo.

Además te recomiendo que pruebes a cocinar los platos y no recurrir a comprar comida ya preparada (aunque sea sano). Cocinar y preparar tu propia comida hará que luego te resulte más fácil probar platos más extraños o alimentos que te cueste más comer.

Si no tienes hambre, come algo que te haga ilusión

De igual forma, insisto en que también añadas alimentos que, aunque puedan ser menos saludables, te hagan sentir bien. De esta forma harás que comer te resulte más atractivo y que sigas consiguiendo energía.

  8 consejos para controlar la ira derivada de la ansiedad

Si tienes ansiedad, lo más probable es que tengas más apetito por comer dulces, ya que tus niveles de glucosa estarán más bajos. Esto es solo una señal de tu cuerpo que te indica que necesita más. No tengas miedo a comer un poco de tu chocolate favorito o esa galleta que te hace tanta ilusión.

Eso sí, te recomiendo hacerlo con moderación y que ello no se convierta en una forma rápida de poder sentirte mejor.

Realiza actividades que te hagan sentir bien

Dibuja, escribe, sal a pasear, pasa tiempo con personas que te hagan sentir bien. Separa un momento del día para dedicarle tiempo a las actividades que disfrutes, seas cuales sean.

Busca el origen de la ansiedad

Saber de dónde procede la ansiedad es el primer paso para aliviarla. Piensa qué sucesos o qué parte de tu día a día están causando ese estado de estrés y miedo en ti. Aprende a conocerte y a entender cómo funciona tu cuerpo.

Debes entender que es normal sentirte como te sientes y que esto tiene solución. Saber dónde está la fuente de ansiedad te ayudará a poder hacerle frente y encontrar soluciones. Recuerda que si crees que todo esto es demasiado para ti siempre puedes contar con la ayuda de la terapia para la ansiedad.

Aceptar la ansiedad: 3 claves

Date tu tiempo

Debes darte tu tiempo para sanar y encontrarte mejor. Poner más presión sobre tus hombros solo te hará sentir peor.

ansiedad-y-perdida-de-apetito-(1)

Debes ser consciente de que hay una solución, y que darte tiempo para curar tampoco significa caer en el victimismo. Sin embargo, estás en tu derecho de estar triste, de no estar pasando por un buen momento o de dejar que todo te afecte un poco más. Respira, todo va a estar bien, al final todos los problemas se acaban solucionando. Y si no es así, tampoco merece la pena preocuparse por ello.

  Clave para superar la ansiedad

Cómo nos puede ayudar la respiración para la ansiedad

Practica deporte y mantén tu cuerpo en movimiento

La falta de apetito y la ansiedad pueden tratarse realizando ejercicio o manteniendo el cuerpo activo. Para esto no hace falta que realices largas sesiones de gimnasio o que hagas un deporte de alta intensidad. Un paseo, salir a bailar, hacer una rutina de 20 minutos en casa o saltar a la comba son actividades ideales para este fin.

Acude a un profesional

Por último, es esencial que los problemas de ansiedad y falta de apetito los soluciones de la mano de una persona especialista en ello. La terapia puede ayudarte enormemente a hacer que te sientas mejor y a proporcionarte las herramientas necesarias para volver a sentirte como antes.

Yendo al psicólogo encontrarás una persona formada para proporcionarte las respuestas que necesitas, alguien dispuesto a escucharte y hacerte sentir mejor. De esa forma, te tiendo mi mano para acompañarte y ayudarte a sanar centrándonos en tus necesidades. Si así lo necesitas, nunca dudes en ponerte en contacto conmigo y pedir información sin ningún tipo de problema.

Comentario Terapeuta

Patricia Nafría Vicente

Psicóloga sanitaria y Neuropsicóloga. Mente inquieta en formación continua.
Si te sientes identificado/a con mis artículos, no dudes en contactarnos.

12 Comments

  1. VIVIANA PAOLA DAVILA dice:

    Muchas gracias por la información aunque debo reconocer que seguir todos estos pasos es muy difícil para mir ya que llevo muchos años conviviendo con ansiedad pero es bueno saber que tal cual como describes todo me identifica y la manera en como muestras interés en estos casos me hace sentir bien y que no soy la única ni estoy sola gracias!!!

  2. daniela dice:

    que hacer si no te provoca la comida? es decir la comida no te sabe mal pero simplemente en la mente no hay anotojos ni ilusion de comer nada y solamente uno come por obligacion y por sobrevivir.?

    • Patricia Nafría Vicente dice:

      Hola Daniela, sería conveniente valorar si esa apatía por la comida se produce únicamente porque no tienes ilusión por comer, o es un sentimiento que aparece en otras áreas de tu vida. ¿Sabes si hay alguna causa médica que lo pueda justificar? Por ejemplo, si has perdido el gusto por el COVID, puede que no haya ilusión por comer debido a que la comida no te sabe a nada. Si quieres que podamos hacer una valoración, ponte en contacto con nosotras. Un saludo

  3. Alex dice:

    Gracias por los consejos. Me ayudo mucho. Yabque yo tengo ansiedad y Estiy tomando medicamento y el día de hoy me di cuenta que no tenía apetito pero sabía que tenía que comer así que lo hice. Tomaré tus consejos.

  4. Natalia dice:

    qué hacer cuando por estar angustiado sientes un apretón en el pecho y un nudo en la garganta? Esto me provoca falta de apetito.

    • Patricia Nafría Vicente dice:

      Hola Natalia, gracias por escribirnos. Pues así, a priori, parece ansiedad, y aunque podrías intentar relajarte, la mejor manera es trabajar lo que te genera esa angustia para evitar que siga generando el malestar que sientes. Un saludo

  5. Maria Danet dice:

    Hola, necesito un psicológico urgente me estoy volviendo loca, trato de hacer lo mejor que puedo y siguen apareciendo más problemas vivo sola tengo muchas cosas que resolver, y a parte que no doy a basto, tampoco tengo ayuda, se me esta callendo pa casa encima, desagues sedimentando El terreno, UN poste a punto De colapzar hacia la casa y mil cosas mas ahora tratando De buscar UN poco De paz me fui De viaje y me contagie De coronavirus ahora estoy en depresion y no tango apetito.

  6. Juliet Hernandez dice:

    Tengo 18 años y sufro de ansiedad mas de la que debería, justo en estos momentos nada me provoca, y lo peor es que a la hoora que me da hambre e intento hacerlo hay algo en mi que no me deja, me cae pesado o hasta mal y tengo un desorden a la hora de comer y ya no se que hacer porque no quisiera bajar de peso ni seguir sufriendo de dolores de cabeza por todo esto…

    • Patricia Nafría Vicente dice:

      Hola Juliet, gracias por escribirnos. La comida es un ansiolítico muy común, pero se trata de una estrategia que a largo plazo provoca lo que tu indicas, descontrol de comidas e incluso problemas médicos. Los dolores de cabeza también pueden ser consecuencia de la ansiedad. Si los médicos han descartado causa física, entonces sólo nos queda pensar en la psicológica. Un saludo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

PIDE CITA