Neuropsicología en Madrid

¿Qué es la neuropsicología?

La neuropsicología es la especialidad que se encarga de evaluar, diagnosticar y tratar las secuelas cognitivas, psicológicas, emocionales y/o conductuales tras una lesión, daño o funcionamiento anómalo en las estructuras del sistema nervioso central. En función de la población a la que esté destinada la intervención, distinguimos:

¿Qué tipos de neuropsicología existen?

Neuropsicología infantil

Hoy día, un gran porcentaje de niños y niñas tienen dificultades relacionadas con el colegio, bien porque les cuesta concentrarse o porque les cuesta leer o incluso porque su desarrollo madurativo no es igual al del resto de niños de su clase.

Una causa importante de estos problemas son los trastornos del desarrollo, que lejos de ser una dificultad grave, si que influyen en el avance escolar del menor, provocando malestar, malas notas o incluso abandono de los estudios en adolescentes.

Es fundamental una evaluación y un programa de tratamiento destinado a desarrollar las distintas áreas implicadas. Cuanto antes se inicie la intervención, mejores resultados se obtendrá, debido a la plasticidad cerebral, cuya capacidad de adaptación ante las dificultades es mucho mayor que la que presentamos los adultos.

Entre los principales problemas que encontramos, destacan los trastornos específicos de aprendizaje, los trastornos del lenguaje y los trastornos por déficit de atención e hiperactividad.

Objetivos del tratamiento:
  • Mejora del lenguaje.
  • Entrenamiento de capacidades.
  • Aumento del rendimiento.
  • Mejora del desarrollo.
  • Adaptación a los menores.
  • Información a padres y familiares.
  • Instauración de conductas adaptativas.
Solicitar una consulta

Neuropsicología de adultos

Tras un traumatismo craneoencefálico, un accidente cerebro vascular o una enfermedad neurodegenerativa, podemos sufrir secuelas que nos van a acompañar el resto de nuestra vida.

Aunque también, son susceptibles de ser tratadas para que el daño no aumente, para que no afecte a más áreas, o para recuperar funciones dañadas. Hablamos en este caso de neurorrehabilitación, que supone el aprendizaje de estrategias de restauración, sustitución y compensación para favorecer el mantenimiento de la autonomía de la persona y evitar las limitaciones derivadas de las secuelas.

Objetivos del tratamiento:
  • Estimulación cognitiva.
  • Rehabilitación de funciones.
  • Aumento capacidad de adaptación.
  • Prevención del deterioro cognitivo.
  • Detección de rendimiento bajo.
Solicitar una consulta

Neuropsicología en la tercera edad

Cada vez más, las personas preocupadas por sus fallos de memoria demandan ayuda para prevenir el detrimento de ésta.

Existen diferentes ejercicios de estimulación cognitiva que pueden ayudar a frenar el deterioro y favorecer el mantenimiento de las áreas atencionales, mnésicas y de las funciones ejecutivas. El objetivo es favorecer la autonomía de la persona y de los familiares que le rodean, favoreciendo la realización de sus actividades diarias y su funcionamiento cotidiano.

En caso de personas con demencia, la neuropsicología también puede ayudar a los cuidadores, que necesitan orientación e incluso estrategias para ayudar a la tarea de cuidar.

Objetivos del tratamiento:
  • Detección del deterioro cognitivo.
  • Estimulación cognitiva.
  • Prevención deterioro cognitivo.
  • Aumento funcionalidad.
  • Mantenimiento autonomía personal.
Solicitar una consulta