Síntomas y causas del Trastorno de Ansiedad Generalizada

Portada como controlar un ataque de ansiedad
¿Cómo controlar un ataque de ansiedad? Pasos a seguir
abril 25, 2019
ansiedad-por-separacion
Trastorno de ansiedad por separación: Síntomas, causas y tratamiento
mayo 13, 2019
Mostrar todo
ansiedad generalizada

En situaciones en las que hay que tomar decisiones trascendentes, o en las que la incertidumbre sobre algo muy importante está en juego, todos hemos sentido tensión e incluso angustia, sin embargo, este tipo de sensación natural no se identifica con un Trastorno de ansiedad generalizada.

¿Buscas más información sobre ansiedad?

Por tanto, para poder valorar cuando tú mismo, o alguien de tu entorno se encuentra ante un posible diagnóstico de ansiedad generalizada, y necesita ayuda psicológica para recobrar un estado de calma que le permita retomar su vida sin tanta tensión, hay que saber en qué consiste este tipo de trastorno psicológico.

¿Qué es un Trastorno de Ansiedad Generalizada?

Como acabamos de ver la sensación de ansiedad forma parte de nuestros mecanismos emocionales, en supuestos que objetivamente se pueden considerar estresantes y ocasionales, y es algo natural que remite cuando desaparecen las circunstancias que la provocan.

Por eso, todos sentimos miedo, y agobio en determinadas situaciones que nos provocan tensión frente a difíciles pruebas personales como puede ser hablar en público sin experiencia, pasar un importante examen académico, enfrentarse a una intervención quirúrgica, o divorciarse.

Sin embargo, cuando se da una sensación continuada de malestar, miedo y ansiedad en supuestos que no son potencialmente perjudiciales, y en los que el sujeto siente una desproporcionada y constante preocupación, interfiriendo en sus capacidades funcionales para afrontar el día a día, estamos ante una ansiedad generalizada.

Quienes padecen un Trastorno de ansiedad generalizada, sufren episodios difícilmente controlables de miedo o intensa angustia ante situaciones cotidianas que afectan a su plano laboral, académico, social, familiar, o a todos ellos.

El Trastorno de Ansiedad Generalizada puede derivar en crisis de pánico, trastornos obsesivos compulsivos, desarrollo de fobias, depresión y otros muchos problemas de salud mental.

Para que se pueda confirmar un diagnóstico de ansiedad generalizada, hace falta que estos episodios se repitan de forma continuada durante cierto tiempo, afectando a la autonomía y desarrollo personal, dado que habitualmente en un intento de evitar las circunstancias que pueden provocar la ansiedad, la persona que sufre este tipo de trastorno se suele aislar.

Con el aislamiento se persigue evitar la inseguridad, la posibilidad de ser juzgado o ridiculizado, la vergüenza, el sentimiento de inferioridad ante los demás o el miedo a ser utilizado y sufrir las consecuencias, entre otros posibles motivos.

También, es importante saber que este tipo de afección se puede desarrollar en la infancia o en la pubertad, por lo que es importante prestar atención a determinados síntomas de ansiedad que pueden alertar a los padres, para solicitar ayuda inmediata a la hora de frenar la progresión del trastorno.

Síntomas del Trastorno de Ansiedad Generalizada

Entre los síntomas de ansiedad generalizada más habituales se encuentran:

  • Aceleración de la respiración y latidos cardíacos
  • Temblores, confusión y mareo
  • Aumento de la sudoración
  • Nerviosismo y tensión intensa
  • Problemas para conciliar y mantener el sueño
  • Trastornos de alimentación y problemas gastrointestinales
  • Conductas evitatorias asociadas a aquello que provoca tensión
  • Imposibilidad de apartar de la mente pensamientos constantes sobre aquello que se convierte en una preocupación recurrente
  • Sentir agotamiento continuado
  • Pensamientos catastróficos y sensación de miedo generalizado

síntomas-ansiedad-nerviosa

Causas del Trastorno de Ansiedad Generalizada

Padecer enfermedades como el cáncer, o algunos tipos de incapacidad física, pueden estar en la causa del desarrollo de este tipo de Trastorno de ansiedad.

Estar desintoxicándose de adiciones a estupefacientes, tabaco o alcohol, también puede generar muchos síntomas de ansiedad nerviosa.

Padecer un problema biológico por hiperactividad del sistema nervioso autónomo y somático con aumento de secreciones hormonales relacionadas como la tiroxina, cortisol, catecolaminas y otras hormonas, también puede estar en el origen de una ansiedad crónica.

La ansiedad generalizada se puede presentar como consecuencia de un estrés post traumático no tratado eficazmente en su momento.

Trastorno de Ansiedad y tratamiento

La ansiedad generalizada se puede tratar desde el campo de la psiquiatría con fármacos y seguimiento médico, pero también se ha demostrado la efectividad de distintos tipos de psicoterapia y técnicas de relajación usadas por los psicólogos, que en muchos casos también sustituyen eficazmente a los medicamentos y que siempre los complementan.

En los casos menos extremos la Terapia Cognitivo Conductual ayuda a los pacientes a enfocar la percepción de sus problemas de una forma más asertiva, aportándoles nuevas herramientas que les permiten manejar su ansiedad.

La psicoterapia con EMDR también ha demostrado su eficacia en tratamientos para reducir la ansiedad cuando su causa está en un estrés post traumático, y en programas de reducción de la ansiedad en la desintoxicación por adiciones.

Cuando los casos de ansiedad son muy severos, se combinan medicamentos con el uso de diferentes tratamientos de psicoterapia, junto con otras alternativas como la relajación muscular con masajes, yoga, ejercicio físico, musicoterapia, o arteterapia entre otras.

Algunos casos graves requieren un ingreso clínico durante algún tiempo, en sanatorios de salud mental para conseguir un control y seguimiento más intensivo por parte de psiquiatras y psicólogos.

problemas-salud-mental

Los problemas de salud mental, como los de salud física habitualmente no desaparecen de forma espontánea, sino que requieren diagnósticos y terapias prescritas por los correspondientes profesionales del ámbito sanitario.

Por eso, si tú, o alguien de tu entorno se encuentra en una situación en la que sus preocupaciones y mal estar interfieren hasta el extremo de impedir que pueda desarrollar sus actividades habituales, es el momento de pedir ayuda psicológica para establecer un diagnóstico, y poner los medios para evitar una tensión creciente e incontrolable.

Una consulta a tiempo puede frenar el agravamiento de este trastorno y complicaciones cada vez más importantes, que pueden conducir a la persona a un pozo sin salida, desarrollando conductas y pensamientos autodestructivos.

Así que, si estás pasando por un mal momento y no sabes cómo superarlo, te invito a venir a mi consulta de neurosicología en una primera sesión gratuita, en donde te voy a orientar sobre cómo afrontar problemas de estrés, ansiedad generalizada, traumas, agresividad, o adaptación, entre otros, para que puedas mejorar tu calidad de vida.

¡No esperes más para pedir una consulta sin compromiso!

5/5 (1 Review)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

PIDE CITA
Call Now Button

Centro de preferencias de privacidad