LlámanosPide Cita

Perfeccionismo y ansiedad: más relacionados de lo que crees

ansiedad-en-docencia
Ansiedad en profesores de secundaria: causas y soluciones
octubre 27, 2021
qué-hace-un-neuropsicólogo
Neuropsicólogo: ¿qué hace? ¿Qué es la Neuropsicología?
octubre 28, 2021
Mostrar todo
ansiedad-y-perfeccionismo
Tiempo de lectura: 4 minutos

Perfeccionismo y ansiedad, ¿cómo se relacionan estas dos?

Cada vez nuestro ritmo de vida es más exigente con nuestra productividad, y no encontramos un espacio sano donde poder cometer errores y poder aprender de ellos. Aunque la perfección en ocasiones aparezca como una virtud, y un viaje sin descanso hacía lograr la mejoría constante, esta también puede tener un efecto perjudicial sobre nuestra propia salud

De ella pueden derivar comportamientos obsesivos, una fuerte frustración o crear grandes inseguridades en la persona y acabar provocando un trastorno de ansiedad. Por ello, es importante que conozcamos bien en qué consiste el perfeccionismo, y cuáles son sus ventajas y desventajas para nuestro bienestar.

A continuación veremos qué comportamientos son típicos del perfeccionismo y la ansiedad y en qué consiste la relación entre ambos.

El perfeccionismo y la ansiedad: ¿cómo se relacionan?

Una persona perfeccionista corre el riesgo de crear unos estándares demasiado altos, y no parará hasta lograr alcanzarlos – lo cual, no será posible en un gran número de ocasiones. Su objetivo máximo es el éxito y, en el caso de que este no se obtenga, esto puede conllevar a sentimientos de desesperanza, frustración e incluso, en ocasiones la depresión.

  Cómo gestionar la ansiedad por exámenes

Cuando trabajamos duro para conseguir unas metas, y nunca las vemos realizadas, o nunca logramos satisfacernos, el perfeccionismo nos jugará una mala pasada. Si observamos como aquella perfección que buscamos nunca llega, seremos más susceptibles ante la autocrítica, y desarrollaremos más inseguridades.

De esta forma, estamos poniendo una gran carga sobre nuestros hombros, lo cual es fácil que acabe convirtiéndose en estrés y ansiedad. Esa ansiedad se traducirá en el miedo ante la incertidumbre, a no ser lo suficientemente bueno o a que ocurran cosas que no seamos capaces de controlar.

ansiedad-perfeccionismo

Cuando el perfeccionismo y la ansiedad entran en juego, veremos personas que nunca estarán satisfechas con su trabajo, o con sus acciones, y mostrarán un comportamiento excesivamente controlador por miedo al fracaso.

Ansiedad por perfeccionismo: cómo detectarla

¿Qué caracteriza a las personas perfeccionistas y con ansiedad? ¿Qué comportamientos nos indican que el perfeccionismo está afectando a nuestra salud mental? Aquí te dejo algunos patrones que suelen repetirse en personas con este problema.

Dificultades para finalizar proyectos

Una persona perfeccionista hará por que su trabajo siempre sea lo mejor posible. Sin embargo, esos estándares creados por sí misma nunca serán alcanzados. Hasta que no se logre el éxito, no se dará por concluido el proyecto. Esto la sumirá en una espiral de trabajo constante que hará que tareas más sencillas se alarguen en el tiempo, de forma que presenten dificultades para finalizarlas.

Comportamiento rígido y controlador

Cuando una persona presenta síntomas de perfeccionismo y ansiedad, esta mostrará un gran miedo frente a la incertidumbre. La impulsará a adoptar un comportamiento rígido, marcado por unas reglas a seguir o un metódico sistema de trabajo que no podrá cambiar.

  ¿Cuáles son los síntomas de la ansiedad?

El cambio significará la pérdida de control, y también que aumenten las posibilidades de fracasar. Frente a situaciones que no puede controlar, su miedo aumenta y, por consiguiente, también su ansiedad.

Autocrítica junto con inseguridad

Cuando las cosas no salen como se esperan, una persona perfeccionista no podrá evitar sentirse frustrada. Iniciará un proceso de autocrítica muy duro en el cual ella se vea como la principal causa de fracaso.

Síntomas físicos del perfeccionismo y la ansiedad

La ansiedad también puede manifestarse de forma física en personas perfeccionistas. Estas se quejarán con más frecuencia de tener dolores de cabeza, de estómago, problemas dermatológicos, o falta de sueño y cansancio. 

Cómo ser perfeccionista sin tener ansiedad

Aunque el perfeccionismo y la ansiedad están relacionados, esto no quiere decir que ambos sean siempre malos. Como hemos visto con frecuencia en muchos artículos, la ansiedad es un mecanismo de autodefensa ante situaciones que ponen en peligro nuestra integridad, y en su justa medida, es totalmente normal.

Ocurre algo parecido con el perfeccionismo. Este, en su justa medida, puede aportarnos innumerables beneficios y ayudarnos en nuestro enriquecimiento personal. Lo importante es cómo logremos trabajar estos aspectos.

ansiedad-por-perfeccionismo

Divide tus metas en partes más pequeñas

En lugar de aspirar a objetivos imposibles de alcanzar, lo mejor es dividir esas metas en otros paso más pequeños y asequibles. De esta forma, evitarás entrar en esa espiral de frustración y autocrítica y, a medida que vas superando cada pequeño paso tendrás un incentivo para seguir trabajando.

Recuerda que ahora que te conoces mejor y sabes que eres perfeccionista, estudia tus metas y pregúntate si estas son realmente alcanzables. Ve poco a poco, haciendo metas más grandes a medida que vayas progresando.

  ¿Cómo controlar un ataque de ansiedad? Pasos a seguir

Establece un periodo de descanso

Es normal que las personas perfeccionistas acaben acumulando mucho estrés al cabo del día y no dejen a su cuerpo y a su mente tranquilizarse.

Escoge un momento del día en el que nadie ni nada pueda interrumpirte. Durante ese tiempo, pase lo que pase, debes estar descansando y recuperando fuerzas.

Los errores nos ayudan a aprender

Uno de los pasos más importantes para una persona con perfeccionismo y ansiedad es perder el miedo a equivocarse. Debes cambiar la forma en la que ves los errores, y entender estos como una oportunidad de aprendizaje y crecimiento personal. Muchas veces, las consecuencias que atribuimos a cometer un fallo son mucho mayores que las que ocurren en realidad. Date espacio para hacer las cosas mal, y aprender.

Terapia cognitiva-conductual

La terapia cognitiva-conductual ha demostrado su eficacia como tratamiento para aliviar la ansiedad. Este es uno de los métodos que trabajamos en mi clínica y que te ayudarán a mejorar tu calidad de vida. Hay ocasiones en las que el daño que la ansiedad inflige sobre nosotros es tan profundo, que es necesario acudir a la ayuda de un profesional.

Si quieres volver a disfrutar de tu vida tal y como lo hacías antes, no dudes en contactarme para que podamos trabajar en tu bienestar lo antes posible. 

Comentario Terapeuta

Patricia Nafría Vicente

Psicóloga sanitaria y Neuropsicóloga. Mente inquieta en formación continua.
Si te sientes identificado/a con mis artículos, no dudes en contactarnos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

PIDE CITA