¿Qué es la terapia cognitiva, y en qué consiste?

Síntomas de la depresión
¿Cuáles son los síntomas de la depresión? ¿Por qué aparecen?
junio 6, 2018
tipos de ansiedad
Los 5 tipos de ansiedad más frecuentes
junio 14, 2018
Mostrar todo
terapia cognitiva

La Terapia cognitiva es una forma de terapia psicológica que parte del estudio y la evaluación de los pensamientos que afectan de forma negativa a la calidad de vida de las personas, facilitando herramientas que potencien la habilidad para procesar la información percibida sobre uno mismo y el entorno que le rodea de una forma más flexible y positiva.

Cuando las personas padecen angustia, a menudo no pueden reconocer que sus pensamientos son incorrectos, por lo que la Terapia Cognitiva ayuda a identificar estos pensamientos, evaluarlos, y conseguir formas más adecuadas de interpretar lo que se percibe, logrando con ello modificar las emociones y sentimientos negativos que generalmente afectan a la conducta.

La Terapia Cognitiva es un tipo de terapia psicológica, que surge de los enfoques teóricos basados en la relación entre procesos cognitivos y el origen de ciertas patologías psicológicas y sus repercusiones emocionales.

Para entenderlo de una forma simplificada, se considera que la base del sufrimiento psíquico depende de la interpretación personal que se da a los acontecimientos, y no solo de estos mismos, por lo que si se reaprende una nueva forma de interpretación de los sucesos, estos se pueden afrontar con el menor daño personal.

La Terapia Cognitiva, es está enfocada en la consecución de este objetivo.

Características de la Terapia Cognitiva

La Terapia Cognitiva se caracteriza por aplicar sesiones estructuradas orientadas a la consecución de unas metas en un tiempo limitado.

Estas actuaciones de psicoterapia, están basadas en la consecución de unos objetivos previamente acordados, a través de unas determinadas técnicas en las que se da una participación activa entre terapeuta y paciente desde sus distintos roles formando un equipo.

El psicólogo puede ayudar con las técnicas propias de la Terapia Cognitiva a sus pacientes, en el desarrollo de nuevas capacidades, pero es imprescindible el esfuerzo y deseo de superación personal para que la terapia sea totalmente eficaz.

terapia cognitiva

Este tipo de psicoterapia trabaja desde el momento presente la resolución de problemas, a diferencia de algunas terapias psicológicas basadas en otros postulados teóricos, y se nutren de diferentes técnicas a la hora de abordar cada tipo de trastorno, las particularidades personales de cada paciente, y su momento puntual.

La Terapia Cognitiva está muy indicada en el tratamiento de determinados trastornos como la depresión, y ansiedad, pero además tiene un amplio espectro de aplicación para otro tipo de trastornos y problemas.

En las diferentes sesiones de Terapia Cognitiva se puede reeducar a una persona para que aprenda a reconocer tanto los pensamientos negativos sobre sí mismo, como sobre el futuro, y el mundo que le rodea.

El Psicólogo que utiliza la Terapia Cognitiva, evalúa a cada paciente analizando las causas de su conflicto y malestar, para guiarle posteriormente en la consecución de nuevas habilidades y destrezas que le ayuden a resolver de forma más eficaz sus problemas internos.

La tendencia actual de muchos psicoterapeutas está en utilizar de forma conjunta actuaciones cuyos fundamentos teóricos tienen su base en postulados del cognitivismo y conductismo, que se concretan en distintas actuaciones de Terapia Cognitivo Conductual.

De éste modo es posible utilizar otras formas de terapia que emplean métodos de la Terapia cognitiva tradicional junto a otras técnicas psicológicas, como es el caso de la  Terapia Cognitiva Basada en la Conciencia, cuya principal finalidad es conseguir la reducción de recaídas en las personas con tendencia depresiva mediante la utilización de herramientas como la meditación y la atención plena.

Terapia cognitivo conductual

El aprendizaje y su importancia en la terapia cognitiva conductual

La terapia cognitivo conductual tiene su base en el aprendizaje, ya que las personas aprendemos en todas las etapas de la vida.

Considerando el aprendizaje como un proceso dinámico que origina muchos de nuestros comportamientos, se puede utilizar también esta capacidad para modificar los pensamientos desadaptados y su tendencia a generar comportamientos autodestructivos.

Terapia cogntiiva

La Terapia Cognitivo Conductual es una disciplina de carácter científico y práctico

La Terapia Cognitivo Conductual tiene una base científica con comprobados resultados experimentales, que si bien no hace a este tipo de psicoterapia infalible en el cien por cien de los casos, si aporta una fiabilidad en la consecución de la mayor parte de objetivos.

Se trata de un método de terapia psicológica totalmente práctico, centrado en la resolución de problemas que afectan a la persona actualmente, y solo utiliza información del pasado cuando esta pueda incidir en el problema actual.

En las sesiones de terapia con orientación cognitivo conductual, además de utilizar diálogos guiados con objetivos concretos, en los que el psicoterapeuta adopta una actitud humana y próxima para generar mayor confianza en el paciente, se enseña a este una serie de herramientas que le ayudarán a manejar más eficazmente los conflictos.

La Terapia Cognitivo Conductual consigue resultados en tratamientos que no suelen prolongarse en el tiempo, salvo que se trate de casos con trastornos crónicos, que evidentemente comportan un seguimiento duradero, aunque en la consecución de resultados es muy importante la total implicación del paciente, cumpliendo todas las tareas que el psicoterapeuta le encomiende.

Fases de la terapia cognitivo conductual

Evaluación psicológica

Sirve para poder conocer el estado de cada persona que acude a consulta, y así poder aplicar las técnicas de Terapia Cognitiva conductual más adecuadas a cada caso.

Cuando una persona tiene problemas emocionales o de conducta desadaptada y acude al psicólogo, comienza por explicar su situación, que el psicoterapeuta deberá de entender para poder ayudarle a través de distintas sesiones de Terapia Cognitivo Conductual.

A través de entrevistas en las que se establece un diálogo entre el psicoterapeuta y el paciente, se diagnostica el problema, y se le explica a quién lo sufre, cuál es su trastorno, fijando unos objetivos de tratamiento y una serie de pautas prioritarias, que normalmente se establecen entre la segunda y cuarta sesión.

Terapia cognitiva

Tratamiento

En esta etapa se aplican las técnicas elegidas de terapia individual, para conseguir los objetivos fijados tras la evaluación inicial, y para ello se utiliza la colaboración del paciente, a la hora de que este obtenga ciertas habilidades que le permiten identificar y sustituir los pensamientos distorsionados y la conducta asociada a estos.

Frecuentemente el paciente tiene que trabajar determinadas tareas fuera de la consulta, que se revisan en las siguientes sesiones.

Entre las herramientas que el psicoterapeuta puede enseñar al paciente para enfrentar sus conflictos mentales, están el aprendizaje de habilidades sociales y técnicas de relajación.

Con la participación activa de los pacientes se consiguen reestructuraciones más estables de los pensamientos desadaptados, a la vez que se amplían las capacidades de las respuestas emocionales más eficaces frente a situaciones nuevas.

Seguimiento

Esta etapa de la Terapia Cognitiva y Conductual, está orientada a mantener los cambios logrados y conseguir su consolidación, sirviendo también para prevenir posibles recaídas.

Una vez conseguidos los objetivos de cambio y su asentamiento definitivo, se da el alta a la persona recuperada.

Campo de aplicación de la Terapia Cognitivo Conductual

Este tipo de psicoterapia se puede aplicar a un gran campo de actuación en distintos tipos de trastorno además de las depresiones, ansiedad y fobias, tales como dependencias, problemas familiares, y de pareja, crisis existenciales y otros muchos más.

La Terapia Cognitivo Conductual también se puede aplicar en entornos laborales y escolares.

Si te encuentras mal y no sabes cómo afrontar tus problemas emocionales o de conducta, sé valiente y da el paso recurriendo a la ayuda psicológica de un gabinete profesional, que te guiará para mejorar tu calidad de vida, recuperando tu salud mental, a través de una Terapia Cognitiva, Conductual, o ambas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

PIDE CITA

Centro de preferencias de privacidad