LlámanosPide Cita

Trastorno disocial | Síntoma, Causas y Tratamiento

Trastorno-negativista-desafiante-_-4-Soluciones-posibles-1
Trastorno negativista desafiante | 4 Soluciones posibles
noviembre 30, 2020
sindrome de Gills de la Tourette
Síndrome de Gills de la Tourette | Síntomas y tratamiento
diciembre 9, 2020
Mostrar todo
Trastorno-disocial-_-Síntoma--Causas-y-Tratamiento--1
Tiempo de lectura: 4 minutos

Por norma general, todos los individuos seguimos ciertas normas establecidas para garantizar la convivencia y los derechos básicos de cada uno de nosotros y, así, poder vivir tranquilamente en sociedad. Sin embargo, ciertas personas manifiestan rechazo e indiferencia y se muestran contrarios a ello.

Cuando este modelo de conducta se presenta en niños o adolescentes, es denominado como trastorno disocial.

Desde Psicología Nafría, te contamos qué es el trastorno disocial, cuáles pueden ser las causas, sus síntomas y su tratamiento.

¿Qué es el trastorno disocial?

El trastorno disocial es un patrón de conducta continuado que se caracteriza principalmente porque el niño o adolescente que lo padece rechaza y viola, de forma repetitiva y persistente, las normas sociales y los derechos básicos de otras personas, siendo un comportamiento inadecuado para su edad.

Este trastorno de la conducta afecta más a los niños que a las niñas, y aparece al final de la niñez o al comienzo de la adolescencia. Si se manifiesta en adultos, entonces hablaríamos de un trastorno antisocial de la personalidad.

El niño o adolescente que padece un trastorno disocial tiene un comportamiento muy agresivo, y lo demuestra mediante ataques a otras personas o animales, dañando y violando las propiedades de terceras personas, incumpliendo gravemente las normas, realizando actos vandálicos, o cometiendo actos fraudulentos o robos, entre otros.

Además, los jóvenes que padecen este tipo de trastorno carecen de empatía, siendo totalmente indiferente para ellos los sentimientos, emociones y derechos de los demás. Así mismo, este trastorno perjudica en otros aspectos como, por ejemplo, las relaciones sociales o el rendimiento en la escuela.

  Mutismo selectivo | Qué es y cómo tratarlo

¿Cuáles son los síntomas del trastorno disocial?

Para su diagnostico, el comportamiento y los síntomas del menor deben ser lo suficientemente graves como para afectar a otros ámbitos de su vida, como las relaciones sociales o el rendimiento académico.

El trastorno disocial, como ya he mencionado, se define por un comportamiento muy agresivo. A continuación, detallo los principales síntomas que un niño o adolescente puede manifestar:

  • Falta absoluta del sentido de la culpabilidad
  • Mienten con facilidad y son deshonestos
  • Comenten abusos, actos de crueldad, o agresiones a terceros.
  • Son egoístas
  • Irresponsables
  • Arrogantes y tienen sentimientos de superioridad
  • Manipuladores
  • Amenazan, intimidan o coaccionan a terceros
  • Interpretan las reacciones de los demás como un peligro y, en consecuencia, actúan de forma agresiva
  • Provocan daños materiales, tales como incendios o robos
  • Son crueles con los animales, por ejemplo, mediante torturas o ejecuciones
  • Indiferencia ante el malestar de los demás
  • Abuso de sustancias como drogas o alcohol
  • Peleas frecuentes
  • Relaciones sociales nulas, escasas o abusivas
  • No piensan acerca de las consecuencias de sus actos
  • Tienen comportamientos impulsivos
  • Conductas temerarias
  • Se escapa de casa y/o falta a menudo al colegio o instituto

Los niños que padecen este trastorno también pueden sufrir otro tipo de trastornos como depresión, hiperactividad, déficit de atención o un trastorno del aprendizaje.

Si has observado el comportamiento de tu hijo y sospechas que cumple uno o varios de los síntomas anteriormente mencionados, desde Psicología Nafría podemos ayudarte. Contamos con un excelente equipo de profesionales que estudia cada caso para garantizar una atención personalizada.

Causas del trastorno disocial

Según los estudios realizados, son muchos los motivos que pueden favorecer al desarrollo de este trastorno de la conducta en un niño o adolescente.  Estas son las dos causas principales del trastorno disocial:

  Trastorno por estrés postraumático en niños

Factor social y psicológico

Aquellos niños que hayan crecido en hogares donde los problemas de marginalidad o de conducta existen y son frecuentes, es más probable que desarrollen este tipo de trastorno.

Si, por ejemplo, el niño ha sufrido maltratos por parte de uno o los dos progenitores, presencia conflictos intrafamiliares de forma constante, o ha sufrido rechazo social, son factores que pueden afectar negativamente a su conducta, puesto que aprende que es la forma natural de responder ante los conflictos.

Otro de los motivos que pueden dan lugar a un trastorno disocial está relacionado con el tipo de educación que reciben desde pequeños.

Si el niño o adolescente ha sido educado de una forma autoritaria, con castigos muy severos cuando se ha portado mal o, por el contrario, sus padres han sido permisivos de forma excesiva y han pasado por alto comportamientos inadecuados o rebeldes, puede favorecer a la aparición de este tipo de trastorno de la conducta.

Factor biológico

Los factores genéticos son también una de las causas que motivan el desarrollo de un trastorno disocial.

La falta de responsabilidad, honestidad, madurez y empatía pueden ser motivo de factores biológicos propios de su biología y genética, los cuales pueden explicar la aparición de este trastorno.

Otra de las causas que responden a este problema de desinhibición tiene relación con el desarrollo del lóbulo frontal, que es uno de los cuatro lóbulos que componen la corteza cerebral. Este es el responsable de los procesos cognitivos, es decir, se encarga de planificar, elegir y tomar las decisiones conscientes y voluntarias relacionadas con la conducta y sus consecuencias.

  Cuáles son los síntomas de la psicosis infantil

Tratamiento del trastorno disocial

Hoy en día, no existe un tratamiento específico para el trastorno disocial pero lo cierto es que, a través de diversos programas en los que se entrenan las habilidades sociales y el comportamiento, los profesionales de esta materia pueden ayudar al niño o adolescente a mejorar sus conductas.

Este tipo de entrenamientos se denominan terapias cognitivo-conductal, que consisten en enseñar al paciente formas positivas de relacionarse con terceras personas y su entorno, y de esta forma generar conductas alternativas a las provocadas por el trastorno.

A través de un tratamiento adecuado los niños y adolescentes podrán mejorar su autocontrol y, en consecuencia, controlar mejor su conducta.

En Psicología Nafría contamos con un experto equipo de profesionales especializado en el tratamiento psicológico de niños y adolescentes que estudia cada caso, para poder ofrecer una atención adecuada y personalizada. No dudes en ponerte en contacto conmigo, la primera consulta es gratuita.

Comentario Terapeuta

Patricia Nafría Vicente

Psicóloga sanitaria y Neuropsicóloga. Mente inquieta en formación continua.
Si te sientes identificado/a con mis artículos, no dudes en contactarnos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

PIDE CITA